Ojalá encuentres a alguien con quien logres abrirte una vez más.

Dices que no quieres a nadie, 
que no necesitas de nadie,
Y me pasa igual,
que eso sólo lo dices 
pa’ pensar que te quieres, lo sé. 
Pero, entonces qué sentías 
cuando gemías mi nombre 
una y otra vez y te hacía estremecer.
No soy de insistir,
donde no me quisieron
ni a saludar fui,
pero espero que algún día 
encuentres a alguien
que no solo te haga desvestir,
sino que te desnude el alma
como lo que hice por ti.
Que yo sabiéndome rota, 
te presté de mis pedazos, 
te presté mis risas
para curarte a ti. 
No te guardo rencor,
me complace saber
que estuve ahí, 
lo que te di 
y te hice sentir. 
No te guardo rencor,
pero eres un cobarde,
porque tu mayor miedo
es abrirte a alguien expresando
tus más puros sentimientos,
y te topaste con alguien que 
supo como desnudarte el alma
y te fuiste por temor.
No te guardo rencor.
Sólo deseo que puedas gemir 
otro nombre otra vez,
y te desnude cuerpo, alma
y corazón.

Escritos y pensamientos

Gabriela Christina Díaz View All →

Nacida en Puerto Rico, pero soy ciudadana del Mundo. Escribo para vaciar el ruido de mi mente y me llena el corazón que alguien le toque de alguna forma lo que escribo. Pues de nada me sirve escribir si lo que escribo no conmueve un alma. No escribo muchas paradojas porque yo soy la paradoja en sí. Soy un poco controversial en mi manera de expresarme, pero escribo y me expreso de una forma transparente, desde lo más sincero de mis adentros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: