Tú sigues latiendo

Soñaba que estabas y no te veía.
Soñaba de noche y no te encontraba.
Soñaba que me llamabas, pero no te escuchaba.
Soñaba que estabas, pero desperté…
Era de noche… Qué impotencia al no verte a mi lado. Y no se me ocurrió salir a ver las estrellas…
Adormité hasta que llegó el amanecer.
El sol brillaba, sin nubes; era un “cálido” amanecer, por no decir que me empapaba en sudor. Cuando la brisa abofeteó ahí lo supe…
Eras tú, tú tan intrépido. Tú, tú cara con mi cara. Y no te vi, pero eras tú. Tú y tu recuerdo impetuoso resistente al olvido. Tú mi noche, tú mi estrella, tú mi sol.
Y aunque llegue el día que el sol no lo vea, sabré que está ahí. Y hay toda una vida en eso, en aquella que vivimos, la que vives en otros mundos, la que vivo en donde me toca. Y en donde me toca, me tocas. El sol está ahí, ahí latiendo…
Tú mis noches, tú mi estrella, tú mi sol… Tú sigues latiendo.

— GC.D

Escritos y pensamientos Fragmentos

Gabriela Christina Díaz View All →

Nacida en Puerto Rico, pero soy ciudadana del Mundo. Escribo para vaciar el ruido de mi mente y me llena el corazón que alguien le toque de alguna forma lo que escribo. Pues de nada me sirve escribir si lo que escribo no conmueve un alma. No escribo muchas paradojas porque yo soy la paradoja en sí. Soy un poco controversial en mi manera de expresarme, pero escribo y me expreso de una forma transparente, desde lo más sincero de mis adentros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: