A ti que tanto me diste, lugar querido, patria mía.

Sentada frente al lago (porque no tengo una playa cerca), me puse a reflexionar sobre lo extraño que es cuando dejas un lugar. No solamente por toda esa gente que vas a extrañar porque en realidad son pocos los que se quedan después de irte. Estás dejando esas calles, estás dejando ese lugar que te vio crecer y formar parte de quién eres. Dejas atrás las montañas, los ríos, los mares. Dejas atrás todos esos romances de los cuales quizás no pudiste decir un “hasta luego” o tan si quiera un “adiós”. Luego estás acá donde todo es tan, pero tan distinto. Te sientas junto a tu soledad y te convences de que acá estás mejor, y aunque lo estés, queda ese sentimiento de nostalgia, rogándole a Dios porque no se convierta en melancolía. Nunca lo olvidas, ni aunque quieras hacerlo.

En mi perspectiva, extraño más bien el lugar, extraño esos olores y hasta las pestes. Algo de allí se queda grabado en tu piel, adentro y en tu memoria. Los lugares donde creaste tantas memorias. Las risas compartidas hasta que el estómago doliese. Los llantos, los gritos y las peleas entre amigos, es especial los más allegados a ti, aquellos que verdaderamente (aunque pocos) se quedaron. Los romances que se quedaron en suspenso. Ese adiós que nunca le pudiste decir a tu patria, quizás pensando que volverías, así como yo. Y no resultó, me quedé. Dado a las circunstancias que no quiero mencionar, me quedé.

Sueñas con volver, mi sueño utópico es realizarme como profesional primero para ejercer en mi patria, para aportar mi granito de arena en aquel lugar que me formó. Nunca serás el mismo que en ese instante cuando ves los ojos de tu mejor amiga diciéndote “adiós”, jamás vuelves a ser igual. Para bien o para mal, cambias.

Extraño los instantes, los momentos vividos, las escenas, sentarme con mis abuelos a escuchar las mismas anecdotas de siempre y los libros que dejé por no poder llevarlos; todo eso que nunca olvidaré. Esa maldita osadía de no poder bailar una salsa con aquella persona que cuando bailabas te hacía mover el piso y olvidar todo lo malo que ocurriese. Esa bomba, esa plena que cantaban en el bar. Extraño todo eso de lo cual por el nudo atorado en mi garganta no me pude despedir. Y cambias y no vuelves a ser quién eras. Y cambian, y ellos no vuelven a ser los mismos, que no sean parte de tu camino aún en la distancia es parte de lo que duele. Pero hay que olvidar, y recordar, hay que luchar y respirar. Hay que echar raíces estés donde estés para no dejarte estancar. Porque es lo mejor que puedes hacer por ti y por tu patria. Es lo mejor que puedes hacer para representar ese lugar en la lejanía, en esa tierra desconocida.

Instantes, vida, escenas, ríos, barrio, libros. Profesores, crecimiento, juventud, bares, y una que otra gente. Eso es patria para mí. Y aunque nos llamen diáspora, la patria vive en mí.

A ti mis playas, a ti mis ríos, a ti mis instantes, a ti juventud; a ti que tanto me diste, a ti que tanto quise y tanto amo. Quiero decirte que te llevo en lo más adentro de mi corazón, y que te llevaré a donde quiera que vaya.

Escritos y pensamientos

Gabriela Christina Díaz View All →

Nacida en Puerto Rico, pero soy ciudadana del Mundo. Escribo para vaciar el ruido de mi mente y me llena el corazón que alguien le toque de alguna forma lo que escribo. Pues de nada me sirve escribir si lo que escribo no conmueve un alma. No escribo muchas paradojas porque yo soy la paradoja en sí. Soy un poco controversial en mi manera de expresarme, pero escribo y me expreso de una forma transparente, desde lo más sincero de mis adentros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: