La cura

No tengas miedo amor,
no tengas miedo a ser conmigo.
No temas a esto que es tan nuestro,
no dejes que se apague, no pierdas tiempo.
Sé que tu alma tiene hambre de la mía,
que te paraliza lo desconocido
y a la vez te parece una maravilla.
No te apenes ante mí, que yo también lo he deseado de a ratos.
No te rindas ante mí, si ha de ser así,
quítate toda máscara que te cubra la piel y tus adentros.
No traigas solo tu cuerpo,
trae aquí tu alma junto a la mía,
y en la cama vamos a reinventarnos.
No me digas nada, sé que como yo estás un poco roto.
Pero te regalo el mejor antídoto:
Que nada cura lo que sentimos más que el alma,
y nada cura más el alma que los sentidos.

cartas Escritos y pensamientos Fragmentos

Gabriela Christina Díaz View All →

Nacida en Puerto Rico, pero soy ciudadana del Mundo. Escribo para vaciar el ruido de mi mente y me llena el corazón que alguien le toque de alguna forma lo que escribo. Pues de nada me sirve escribir si lo que escribo no conmueve un alma. No escribo muchas paradojas porque yo soy la paradoja en sí. Soy un poco controversial en mi manera de expresarme, pero escribo y me expreso de una forma transparente, desde lo más sincero de mis adentros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: