Inicio

Escribir tu primer libro es como adquirir una desafiante enfermedad, con luchas, pausas porque la vida obliga, melancolía al no verlo completo, pero sabiendo el extasis a experimentar una vez termine.

No sé pintar, tampoco dibujar, soy mala con la ficción, cuentos y fábulas. Soy una manipuladora, pero no embustera. Disfruto del arte de las letras y encontrar alguna verdad. Mientras más conozco me doy cuenta de lo mucho que me falta por aprender. Soy una colección de fragmentos de todos los libros que he leído. Escribo porque es la única forma que sé expresarme, además de sangrar y cicatrizar en letras. Colecciono a lo largo de toda mi vida al rededor de 22 journals en 25 años y he podido trazar en ellos mi historia y a su vez mi estado mental. Confíen, en esos journals es donde está el verdadero caos. Aquí sólo son partes de mis escritos que quisiera compartir y a ver si alguna vez alguien se siente de la misma manera. Nada ha traducido mis latidos con tanta exactitud como lo han hecho las letras.

Vivo mi propia filosofía No se vive para ser feliz, sino para aprender a serlo. Me apasiona conocer nuevas ideas. Estoy de acuerdo con la idea que plantea filosofía Nietzscheana, el ser humano es algo que debe ser superado constantemente. Así que trato de vivir reconstruyéndome todos los días hasta llegar a ser mi propio mosaico.

Aquí les dejo algunos escritos de mi libro pronto a la luz.


%d bloggers like this: