Tag: amor propio

Primero va tu soledad

Primero está tu soledad y después todo lo demás. Esa soledad que te ha acompañado en las noches y mañanas de insomnio. La que se queda calando tus entrañas. Esta y sólo ésta es la única certeza de que al final solamente tu respiración te acompaña. Que siempre estarás tú para ti cuando nadie habite…

Read more Primero va tu soledad

Y seguí…

Y seguía, y seguía, juro que seguía.Y callé, y aguanté cuando quise amar.Y yo traté regalarte mi risacada vez que nos gritábamos.Y seguías, y seguías, y seguías.Y no vi cuánto me jodías.Y te di toda mi alegría olvidando la mía.Y sólo fue cuando me quedé hasta sin lágrimas,que decidí si eras tú o yo.Y lo…

Read more Y seguí…

Lo que me pasa

Tú no eres lo que me pasa. No te hagas de ilusiones que nada de esto es para ti. Joder, cómo vas a ser lo que me pasa sin tan si quiera estar. Y no te confundas, no te quiero aquí. Sí, te quiero todavía, te quiero lejos, pero bien lejos de mí. Lo que me pasa…

Read more Lo que me pasa

Y si tú me lo ofrecieras…

Primero, mil gracias a cada uno que ofrece mil encendedores para cuando realmente necesito. Pero si aunque sea tú llegaras con una cajita de fósforos te elegiría a ti. Y si los gastamos todos y no enciende, dejaría de fumar… PS: Por eso siempre me aseguro de tener siempre un encendedor, para no contar con…

Read more Y si tú me lo ofrecieras…

Carta a un café cubano “The one I pushed away”, pero realmente, ni tanto…

Café cubano, “Lo intentó casi todo, menos preguntarse si aquél era el modo correcto de hacerla feliz.” – Gabriel García Márquez Por casualidades de la vida, para asegurar mi rotundo éxito en amores impuntuales, para añadirle razones a la lista de cagarme en los romances tóxicos, para asegurarme cuán idiotamente-estúpida-loca-psicótica-patética-patológica y pendejamente ciega fui cuando…

Read more Carta a un café cubano “The one I pushed away”, pero realmente, ni tanto…

Me enamoré de Soledad

Así fue que conocí a Soledad una madrugada de enero hace algunos años atrás, me dio pánico al verla. Era una mujer sumamente hermosa y poderosa. Tenía peor reputación que la mía. La más señora de todas las putas y la más puta de todas las señoras como decía Sabina.  Cargaba con navajas. Tenía cicatrices…

Read more Me enamoré de Soledad